domingo, 23 de octubre de 2022

XIV Ovochorizada en Pedraja de San Esteban

15 de octubre de 2022

Un piedra en el camino,
me enseñó que mi destino,
era rodar y rodar...

XIII Ovochorizada en Velilla de San Esteban. Pasada por agua.

Sábado 15 de octubre, es todavía noche cerrada cuando nos vamos reuniendo para la primera cita senderista del curso montañero 2022, la prestigiosa actividad deportivo-social-cultural-culinaria conocida como ovochorizada, que avanza a su edición número 14.

Quintanilla de Tres Barrios en 2007, Aldea, Rejas de San Esteban, Olmillos, Villálvaro, Morcuera, Torraño, Peñalba, Soto de San Esteban, Torremocha de Ayllón, Piquera, Quintanas Rubias de Arriba, Velilla de San Esteban en 2019 y por fin, tras el largo parón, Pedraja de San Esteban para este otoño de 2022.

No por mucho madrugar amanece más temprano, pero poco a poco va aclarando y por fin, a eso de las 8 de la mañana partimos en bus cerca de 45 sanbures camino de Vildé, tras recoger en la estación del Burgo a nuestros compañeros burgenses y sorianos. El trayecto en bus se hace un poco largo, pues no llegamos a Vildé desde la carretera de Navapalos, si no que damos un rodeo por la SO-160 en dirección a Recuerda.

2022-10-15_08-59-21_SanBur_XIV-Ovochorizada
Adentrándonos en el cañón del río Caracena.

No obstante, antes de las 9 ya estamos saliendo de Vildé, pertrechados y abrigados para espantar el relente de la mañana; mochilas a la espalda, vamos a buscar el cañón del río Caracena por un sendero que nos lleva por la margen derecha del río, remontándolo. A los pocos minutos de salir del pueblo caminamos ya encajados entre murallones de piedra a ambos lados del río, bajo la ténue luz de la mañana, aclimatándonos poco a poco al frío otoñal.

2022-10-15_09-21-42_SanBur_XIV-Ovochorizada
¿Un espejo? La presa de Vildé.

Son las 9:20h cuando llegamos a la presa y embalse de Vildé, donde el agua del Caracena se apacigüa formando un enorme espejo de aguas oscuras y serenas, que reflejan el claro cielo azul de la mañana y los roquedos circundantes; allí nos entretenemos unos minutos deleitándonos con el entorno. Reanudamos la marcha río arriba, trepando por los roquedos para rodear la presa por el alto, mientra disfrutamos al tiempo de las privilegiadas vistas del cañón que nos ofrece ese balcón natural.

2022-10-15_09-55-31_SanBur_XIV-Ovochorizada
Al oto lado del río la hierba es más verde.

La senda nos lleva poco a poco a encontrarnos de nuevo con el cauce del río y tras unos cientos de metros, llega el incómodo momento de pasar al otro lado. Encontramos un pequeño claro límpio de vegetación donde nos parece más cómodo cruzarlo; mientras la mayoría de nosotros se descalza para pasar el pedregoso lecho, unos pocos prueban el buen sellado de sus botas impermeables.

2022-10-15_10-27-44_SanBur_XIV-Ovochorizada
Por el páramo.

Avanzamos unos pocos metros más por la orilla opuesta del Caracena, y para nuestro estupor descubrimos un poco más adelante un viejo puentecillo por el que hubierámos podido cruzar cómodamente.

Estamos en el tramo más abierto del cañón y la línea del Caracena hace aquí varias curvas de herradura, siempre bajando desde el sur. Nosotros le decimos adiós girando al oeste y adentrándonos en el páramo. Pateando sendas y atravesando tierras labradas, alcazanzamos por fín un cruce con otro camino más ancho, junto a un pinarcillo; El lugar nos parece adecuado para hacer un descanso y hacemos el habitual parón para disfrutar del almuerzo.

Ya pasan de las 11 cuando reanudamos nuestro camino, siguiendo unos pocos kilómetros en dirección norte por una ancha pista que nos lleva sin pérdida a la carretera que une Vildé con Navapalos (SO-P 4228).

2022-10-15_11-46-55_SanBur_XIV-Ovochorizada
Navapalos y el "mar" de manzanos al fondo.

Avanzamos rápidamente por la carretera y en una curva de la misma un pequeño mirador nos ofrece una amplia vista del casi infinito mar de manzanos de la explotación de La Rasa, con Navapalos cerca a nuestra derecha. Como vamos bien de tiempo, nos demoramos allí unos munitos observando el panorama, enfrascados a la vez en nuestras recurrentes conversaciones.

Reanudamos perezosamente la marcha y cerca del mediodía, llegamos al pueblo semiabandonado de Navapalos.

2022-10-15_12-15-40_SanBur_XIV-Ovochorizada
Primer plano de la Noria en Navapalos.

¡Navapalos! peculiar pueblito a la margen izquierda del Duero, que siempre se nos viene a la mente como claro ejemplo de abandono rural -como se dice hoy la España vaciada-, y que intentó salir de su olvido hace unas décadas gracias la Fundación Navapalos, que trató de recuperar su anterior aspecto usando materiales y técnicas autóctonas y tradicionales, en especial barro y adobe... iniciativa que por desgracia, con el paso de los años también fue perdiendo empuje... parece que es inutil luchar contra el destino.

Nada más entrar al pueblo, giramos a la derecha para bajar al arroyo a ver la noria junto al río. Allí junto a un pequeña balsa que recoge las aguas del arroyo, nos llama la atención un curioso mecanismo de bombeo natural, que aprovecha la energía del movimiento de la noria junto a lo que parece una bomba de ariete, para subir el agua del arroyo arriba al pueblo.

Dejamos el curioso sitio y subimos al pueblo donde sorprendemos con nuestra presencia a uno de sus habitantes, un joven que vive en el pueblo junto a otros pocos (creo que son a lo sumo 3 personas las que habitan en Navapalos) Allí le interrogamos unos 5 minutos; amablemente nos comenta que siguen dedicados a las labores de mantenimiento y reconstrucción del pueblo en las horas libres que les permiten sus obligaciones laborales.

2022-10-15_13-42-03_SanBur_XIV-Ovochorizada
Incontables hileras de manzanos.

Tras una media hora entretenidos en Navapalos damos por terminada la visita y abandonamos el pueblo carretera abajo, dejando su sobresaliente atalaya musulmana a nuestra izquierda. Cruzamos el Duero por el puente de la carretera a la Rasa, para tomar de inmediato la primera pista a nuestra izquierda nada más pasar al otro lado. Acompañamos ahora al padre Duero siguiendo su curso: el río va a nuestra izquierda y la interminable plantación de manzanos a nuestra derecha.

Según vamos avanzando vemos a varias cuadrillas de trabajadores afanados pacientemente en la recolección de manzanas, Algo más adelante otros disfrutan de un merecido descanso tras una dura jornada laboral. En las hileras de árboles sólo se ven manzanas rojas, de la variedad fuji al parecer u otra de maduración tardía.

Vamos avanzando rápidamente pero con clara incomodidad por una pista de zahorra, compuesta de piedras menudas pero irregulares y mal compactadas que nos dificultan el andar. El terreno no está pensado precisamente para caminantes.

Por fin tras hora y media avanzando trabajosamente por la pista, tomamos una pequeña senda por la que entramos a Pedraja de San Esteban. Fin de nuestra caminata.

2022-10-15_14-10-07_SanBur_XIV-Ovochorizada
¡Ya vamos llegando!

Y como todo el mundo sabe ya a estas alturas, terminanda la caminata procedemos a montar la "bacanal" a base de huevos con chorizo.

Nada más llegar, mientras los unos se lanzan en tropel a refrescar el gaznate con unas -cervezas- fresquitas, los otros nos acercamos al pilón a refrescárnos y estirar los cansados músculos. Mientras, vamos haciendo tiempo a que llegue la cuadrilla encargada de la logística para el convite, encabezada por nuestro ilustre secretario Jarri.

2022-10-15_15-24-05_SanBur_XIV-Ovochorizada
Le Grand Chef de Pedraja.

Ocurre que este año no contamos con las habituales y hacendosas cocineras Pili y Elvira, y es el propio capitán el que debe ponerse al frente de los "fogones", contando con la diligente ayuda de varios sanbures y las gentes de Pedraja, que como siempre derrochan hospitalidad y se vuelcan con el mismo o más ahíco que nosotros en la actividad.

2022-10-15_15-59-13_SanBur_XIV-Ovochorizada
Cogiendo moreno al sol del otoño.

Y así como siempre acontece... disfrutamos de un agradable y tranquilo banquete, al sol todavía intenso del otoño. Tras la relajada comida, Sole la alcaldesa de Pedraja nos dedica unas palabras de apoyo y agradecimiento que son correspondidas con un caluroso aplauso; hacemos la foto de familia junto a las afables gentes de Pedraja y vamos "levantando el campamento", tan rápido como lo habíamos montado. Tras despedirnos sin mucha prisa, cogemos nuestras pertenencias con cierta pereza y nos ponemos en movimiento hacia nuestras respectivas localidades; algunos que deciden que ya han caminado suficiente optan por el bus... otros aún se animan a seguir andando por el soto hasta San Esteban.

Y así termina con éxito y buen tiempo una nueva ovochorizada, una jornada larga pero relajada.

Y hasta la proxima que será en el 2023, si no hay acontecimientos apocalípticos u otros percances de por medio. Nos quedan por visitar las localidades de Quintanas Rubias de Abajo, Atauta, Ines, Matanza de Soria y... San Esteban de Gormaz.

¡otra más para el recuerdo!

2022-10-15_17-42-40_SanBur_XIV-Ovochorizada
XIV Ovochorizada, en Pedraja de San Esteban.

D Alonso

miércoles, 12 de octubre de 2022

Este sábado: XIV Ovochorizada Pedraja de San Esteban

¡Vuelve la ovochorizada!
Sábado 15 de octubre, XIV Ovochorizada Pedraja de San Esteban 2022.

17,5km de caminata desde Vildé hasta Pedraja de San Esteban - DIFICULTAD BAJA

Después del Largo Parón... nos complace volver a organizar la siempre esperada... OVOCHORIZADA SANBUR. San-Bur presenta una atractiva actividad senderista caminando y disfrutando del buen yantar por nuestras localidades pedáneas, dentro de nuestro programa "conoce tus lindes". En su decimocuarta edición esta vez nos desplazaremos a Pedraja de San Esteban.

La salida está programada a las 8:00h desde la estación de autobuses de San Esteban y las 8:10h desde la estación de autobuses del Burgo.

El bus nos llevará a Vildé desde donde iniciaremos la marcha remontando las aguas del río Caracena (presa y cañón) para después ascender por el páramo y buscar las aguas del padre Duero en Navapalos; y ya entre manzanas, lechugas y fresas llegar hasta Pedraja de San Esteban. Visita y… degustación de nuestra tradicional “ovo-chorizada”.

No hace falta recordarlo, pero por si hay algún despistado aclaramos... ¿Qué es una ovochorizada?
OVOCHORIZADA: Dícese de la degustación gastronómica de huevos y chorizo restaurados en alegre fritanga.

Nota: lleva en la mochila algo de almuerzo. ¡Equípate para una actividad de senderismo! ¡Ven y disfruta!

NOTA II: Todo aquel que se apunte a esta sensacional actividad, estará siempre dispuesto a colaborar con los socios responsables durante la elaboración de los suculentos manjares..

Mapa de la ruta (descargable para app Google Maps en smartphone)

Mapa Vildé - Pedraja de San Esteban

2019-11-17_09-27-22_Sanbur_XIII_Ovochorizada
XIII Ovochorizada en Velilla de San Esteban. Pasada por agua.
...y el próximo sábado 5 de Noviembre... travesía otoñal por el Parque Natural de la Tejera Negra: Hayedo y ascensión a los picos Buitrera (2.045 m.) y Parrejón (2.017 m.) 13,1 km de ruta en montaña (programa en elaboración)

martes, 28 de junio de 2022

Por el Parque Natural de las Lagunas de Neila

Ruta circular por el Parque Natural de las Lagunas de Neila

18 de junio de 2022
Ruta social: 12,5km y 600m de desnivel (5 horas 25 minutos)
Salida: 9:30h

Nueva aventura veraniega para continuar con nuestra buena racha de salidas montañeras. Esta vez visitamos por primera vez el Parque Natural de las Lagunas de Neila... en verano, pues ya habíamos pisado estas lagunas de origen glaciar en temporada invernal, a propósito de nuestras prácticas invernales (PIS)

Tras casi 2 horas de viaje desde San Esteban y El Burgo, el bus nos deja en la parte más alta del aparcamiento del parque. Nos echamos a la espalda nuestros bultos y salimos por la pista en dirección a las lagunas.

Vemos enseguida a nuestra derecha la laguna de los Patos y un poco más adelante la más pequeña laguna Brava. Ahí arranca una breve pero intensa subida hasta alcanzar la cuerda de la sierra, en la parte alta del gran circo glaciar de las lagunas Negra y Larga.

2022-06-18_09-38-39_SanBur_Neila
Subiendo hacia la Campiña

Al rato giramos al oeste en dirección al pico de la Campiña. Alcanzamos el vértice que marca el alto poco antes de las 10 y media de la mañana.

Nos recreamos unos minutos con el magnífico paisaje que se domina desde ese punto, con las lagunas Larga y Negra en primer plano, el reconocible aguijón de Peña Aguda algo más lejos y la línea del sistema Ibérico al fondo, donde se avistan sin esfuerzo el Urbión, el pico San Lorenzo más a la izquierda y el pico San Millán en el extremo.

Tiramos unas pocas fotos de recuerdo y continuamos siguiendo la cuerda de la sierra, dejando siempre a nuestra derecha las lagunas Larga y Negra.

2022-06-18_10-19-34_SanBur_Neila
En el pico de la Campiña (2049m) punto más alto del parque Natural de las Lagunas de Neila

A las 11 de la mañana alcanzamos la parte norte del gran circo glaciar, justo en el extremo norte de la laguna Negra y decidimos que es buena hora para almorzar. Damos cuenta de nuestra viandas sin prisa y una media horita despues continuamos nuestra marcha.

Aquí nuestro camino gira al oeste en dirección al llamado Alto de la Campiña, rodeando un pequeño circo glaciar situado al noroeste del principal, con la pequeña laguna de la Tejera al fondo. Al poco de superar el Alto de la Campiña hacemos un giro brusco para bajar a la hoya del pequeño circo y nos dirigimos de nuevo al este, en dirección de nuevo a la laguna Negra. Superamos un corto tramo en pendiente ascendente y tras pasar un collado, nos "lanzamos" bajando por un ancho cortafuegos en dirección este.

2022-06-18_12-22-16_SanBur_Neila
Entre circos glaciares

Tras algo más de 1 km descendiendo por el cortafuegos tomamos una senda a la izquierda en dirección sur que nos adentra en el bosque de los Tejos, un oscuro y húmedo bosque de robles, pinos... y varios ejemplares de majestuosos tejos, de gruesos y agrietados troncos, y por su aspecto muy longevos.

2022-06-18_12-42-22_SanBur_Neila
Cortafuegos abajo

Tras un rato de caminar por el bosque nos desviamos unos metros para visitar otro de los atractivos de nuestra visita a las lagunas, la cueva de los Potros, donde allá por el siglo diecinueve se escondió el famoso cura Merino, que tras la invasión napoleónica se reconvertió a guerrillero y trajo de cabeza a las tropas francesas. Un personaje de vida polémica y singular. Es el lugar ideal para nuestra foto de grupo con la cueva de fondo.

2022-06-18_13-23-38_SanBur_Neila
En la cueva de Los Potros, ¿dónde está el cura Merino?

Enseguida salimos del bosque por la laguna de la Cascada, junto al sólido refugio construído a su orilla, por desgracia bastante deteriorado por el paso del tiempo.

Desde la laguna tomamos una ancha pista por donde avanzamos cómodamente unos pocos kilómetros hasta llegar a la última dificultad de la jornada.

2022-06-18_13-53-37_SanBur_Neila
Última subida del día, hacia Peña Aguda

Giramos a nuestra izquierda y la senda nos lleva, en una exigente subida de apenas 1 kilómetro, en dirección a Peña Aguda al noreste por un bosquecillo de pinos silvestres, algunos de gran altura. Las fuerzas ya van justas y nos vemos obligados a hacer un par de paradas pero el final de nuestra ruta ya está cerca. Salimos de nuevo a la carretera y enseguida alcanzamos el aparcamiento donde pacientemente nos espera nuestra conductora Belén junto al bus.

2022-06-18_14-49-03_SanBur_Neila
Ejército de vacas camino de la Laguna Larga

Todavía no damos por concluída nuestra aventura, pues nos toca disfrutar de una merecida comida esta vez al aire libre, a la orilla de la Laguna Larga con el suave sonido de los cencerros de las vacas que pastan despreocupadamente a poca distancia. Hay tiempo para comer sin prisa y aún alguno decide echar una pequeña siesta a la sombra de los pinos cercanos. Y a eso de las 4 de la tarde juzgamos que es hora de terminar el "pícnic" e iniciamos nuestro regreso a casa.

Y una vez más -ya van tres desde nuestro arranque post pandemia- disfrutamos de una gran experiencia montañera: ruta llevadera salvo por un par de subidas exigentes, con buena temperatura todo el día (no sufrimos en exceso el calor), espectaculares vistas, bosques que encienden la imaginación y cuevas de leyenda. ¡Otra para el recuerdo!

David Alonso

miércoles, 1 de junio de 2022

Por la sierra de la Carcaña y el Valle del río Razón

28 de mayo de 2022

Desde El Royo al camping Entrerrobles de Valdeavellano de Tera, subiendo a la sierra de la Carcaña.

Ruta social: 18,2km y 451m de desnivel (~5 horas)

Elegimos de nuevo un tramo del recorrido G.R. 86 para nuestra segunda salida de la temporada: nos movemos esta vez por el noroeste de la provincia de Soria; partiendo desde el pueblo de El Royo subimos a la sierra de la Carcaña y saltamos al otro lado para patear la comarca del Valle.

Salimos desde El Royo en el centro de la vega Cintora, un privilegiado entorno natural en la cuenca alta del Duero. Es un pintoresco pueblo donde destacan sus numerosas y notables casonas de indianos. Arrancamos desde la plaza y nos dirigimos hacia el noreste con ánimo de superar los 500 metros de desnivel que nos separan del alto de la sierra de la Carcaña.

Apenas hemos empezado a caminar y enseguida nos topamos con el yacimiento paleontológico de El Royo, un pequeño afloramiento rocoso donde se distinguen 25 ignitas o huellas de ornitópodos, grandes dinosaurios tipo iguanodón y los más "pequeños" terópodos, como el famoso velociraptor, parientes lejanos del avestruz.

2022-05-28_09-48-11_SanBur_SierraCarcaña
Subiendo hacia la sierra de la Carcaña

La senda avanza en una suave y contínua subida por un bosquecillo de robles y pinos que nos hacen la marcha más llevadera, protegiéndonos del sol casi veraniego que ya calienta de buena mañana. Un par de kilómetros más adelante giramos para tomar el cortafuegos que nos conduce directos al alto. Aquí el terreno es bastante más exigente y sudamos los últimos metros antes de alcanzar el cordal de la sierra.

2022-05-28_10-27-24_SanBur_SierraCarcaña
El tramo del cortafuegos se nos "atraganta" un poco

Antes de coronar nos desviamos por una pista hasta el mirador de El Castillejo, un acantilado donde se hallan restos de un castro fortificado levantado por los pelendones allá en los siglos VI y V AC. La abundante vegetación no nos deja ver gran cosa y especulamos un rato sobre la localización del murallón. Las vistas desde esta atalaya natural hacia la Cebollera al norte y la cuenca alta del Duero al suroeste son excelentes. Las masas de roble verde claro se distinguen sin esfuerzo de las de pino, de tonalidad más oscura, en los bosques que cubren toda la región.

2022-05-28_11-02-00_SanBur_SierraCarcaña
En el mirador de El Castillejo, buscando restos del castro pelendón

Son casi las 11 de la mañana y el cuerpo ya nos va pidiendo avituallamiento, por lo que buscamos un lugar cómodo en los alrededores para dar cuenta del almuerzo.

2022-05-28_11-12-12_SanBur_SierraCarcaña
¡Hora del Almuerzo! Que no falten el Villa Vaina y otros prestigiosos caldos

Cerca ya del mediodía continuamos nuestra marcha directos a coronar el alto de Pajareros, punto más elevado de la sierra de la Carcaña. Inmortalizamos el momento con la acostumbrada foto de grupo junto al vértice geodésico y nos lanzamos pista abajo hacia el valle del río Razón.

2022-05-28_11-55-31_SanBur_SierraCarcaña
Los 14 + 2 de SanBur

Tras unos kilómetros por la pista no tardamos en llegar a Sotillo del Rincón, primer pueblo del Valle dónde paramos a hacer otro breve descanso y refrescarnos en la fuente. Al igual que en El Royo aquí podemos ver más ejemplos de casonas coloniales, que contrastan con las típicas casas serranas de piedra propias del Valle.

2022-05-28_13-12-39_SanBur_SierraCarcaña
Una parada breve en Sotillo del Rincón, junto a la fuente y el pilón

Seguimos nuestro camino sin perder las marcas del GR86. Cruzamos por un puente de madera que atraviesa un corto canal que embalsa las aguas del río Razón.

2022-05-28_13-21-45_SanBur_SierraCarcaña
Pasando al otro lado del Razón

Al salir del pueblo tenemos alguna dificultad para seguir las pintadas del GR pero después de deambular unos minutos no tardamos en coger la senda "correcta". Nos vamos fiando de las marcas en nuestro avance por los senderos de la ribera del Razón, girando aquí y allá, cruzando algún que otro riachuelo entre prados y abundante y variada vegetación de ribera, topándonos con varios caseríos, casonas o huertos que surgen en medio del monte. El Valle podría pasar por una comarca del interior de Galicia.

2022-05-28_13-57-46_SanBur_SierraCarcaña
En algún sendero... entre Sotillo del Rincón y Molinos de Razón

Al rato salimos a la carretera justo a la entrada de Molinos de Razón y sólo unos metros más adelante dejamos atrás el pueblo por una pista a nuestra izquierda que nos lleva a la apartada iglesia de San Vicente Mártir, en cuyos soportales aprovechamos para hacer el último descanso y echar un trago. El calor aprieta de lo lindo y vamos ya bastante fatigados. Por suerte apenas nos queda un kilómetro hasta el camping Entrerrobles, final de nuestra aventura.

2022-05-28_14-12-02_SanBur_SierraCarcaña
Último descanso en los soportales de la iglesia de San Vicente Mártir

Unos minutos después llegamos al camping, final de nuestra ruta. Son cerca de las dos y media de la tarde y tenemos tiempo de sobra para descansar un rato, cambiarnos ropa y calzado y refrescarnos antes de comer en el restaurante del camping. Y a la estupenda comida (deliciosas alubias pintas, muy apropiadas para la ocasión) le siguen, ¡cómo no! los canticos. En nuestro improvisado "concierto" de sobremesa repasamos el repertorio de otras ocasiones e incluso alguno se atreve con alguna cancioncilla en inglés e italiano.

Otro día de disfrute en la naturaleza, sin imprevistos y en buena sintonía. Otra aventura más para recordar y echarnos a la mochila.

2022-05-28_14-59-08_SanBur_SierraCarcaña
Disfrutando de una merecida comida en el camping Entrerrobles.

Y como anecdota final... volviendo ya a nuestras localidades y ya en el bus, al poco de pasar por Molinos de Razón un enorme ciervo (apenas lo vimos de reojo pero era sin duda un buen ejemplar) se cruza en la carretera rozando literalmente el autobus. El desenlace hubiera sido más dramático de no ser por los reflejos de nuestra conductora. ¡Gracias a Belén y su habilidad al volante! Fue un buen susto pero afortunadamente nos libramos de un accidente serio.

miércoles, 13 de abril de 2022

Por el término de Valdeosma.

9 de abril de 2022

Desde Valdealbín a Villálvaro, visitando el torreón de Valdeosma y pasando por el despoblado de Valdegrulla y Berzosa.

Ruta social, 16,5km

Si estás pensando, vaya pereza leer la crónica de la última ruta de Sanbur, ahí va un resumen en 2 palabras:

"¡Había ganas!"

Como decíamos ayer... han pasado nada menos que 840 días desde nuestra última aventura oficial allá en el 2019.

Y las ganas se notaban ciertamente después de tantos meses de parón, con el buen humor y las risas de los convocados bien de mañana en el bus -los 25 sanbures que salimos de San Esteban más 9 que se nos unieron en el Burgo-. En el corto trayecto hasta Valdealbín, nuestro capitán aprovechó como tantas veces para tomar raudo el micrófono y dirigirnos unas palabras. La excusa era contarnos los proyectos inmediatos del club, pero logró sobre todo contagiarnos su entusiasmo.

Nos apeamos en la pequeña aldea de Valdealbín y nos preparamos para la marcha. El cielo estaba encapotado y la mañana algo fresca pero apenas corría el viento, teníamos por delante un magnífico día para caminar.

2022-04-09_09-19-15_SanBur_Villalvaro
Salimos de Valdealbín

Salimos a las 9:20h, y tras cruzasr el río Rejas y la carretera tomamos una senda que nos adentró rápidamente en el monte. En apenas 30 minutos nos presentamos en la torre de Valdeosma, construída en un alto que domina la comarca hacia el oeste. También conocida como torre de la Policarpa, es una edificación de rico pasado. Todo ello nos la contó con detalle nuestro compañero Jesús, "histórico" de Sanbur y voz autorizada en asuntos... históricos.

2022-04-09_09-38-00_SanBur_Villalvaro
Todos atentos a Jesús

El origen del término de Valdeosma (Valle hacia Osma) se remonta al siglo XIII. Sancho IV de Castilla, hijo de Alfonso X el Sabio cedió estas tierras a su mayordomo o administrador, un tal Pedro Sanchez, del que no sabemos si era un tipo bien parecido. Este se dedicó a repoblarlo elevándolo a la categoría de término redondo, lo que le daba varios privilegios: derechos de pastoreo para el ganado, de pesca, de aprovechamientos forestales e incluso jurisdicción propia. La torre aparece ya documentada a mediados del siglo XV. Alvaro de Luna, condestable de Castilla, fue uno de los primeros propietarios de este lugar. Hoy día el término pertenece a los herederos de los 64 vecinos de Sotos del Burgo que lo compraron en 1934 a la viuda de Policarpo Molinero, vecina de Lodares, de ahí que reciba coloquialmente el nombre de torre de la Policarpa.

2022-04-09_09-49-14_SanBur_Villalvaro
El torreón de la Policarpa

El torreón es de planta rectangular y de 3 pisos. La puerta principal es de arco apuntado y las ventanas geminadas (con dos arcos gemelos separados por una columna central o parteluz). El tejado pudo ser en principio aterrazado, con almenas y otros elementos defensivos y la torre originalmente estaba protegida por un muro perimetral. Años más tarde se construyó en la parte posterior una casa anexa ocupada hasta mediados del siglo pasado por el guarda del monte. Encontramos ejemplos de construcciones similares en el castillo de Peñaranda de Duero o en el pueblo de Mazuelo de Muñó.

2022-04-09_09-47-28_SanBur_Villalvaro
¡Foto de grupo!¡Foto de grupo!

Acabada la lección de historia, hicimos la pertinente foto de grupo al pie del torreón y continuamos senda abajo por el monte de Valdeosma. A nuestra derecha quedaba una ermita en ruinas probablemente usada como majada para vacas, que son numerosas por la zona (montones de plastas lo atestiguan). Por si había dudas de la presencia bovina en la zona, al poco nos encontramos con un pequeño rebaño con unas 15 de ellas pastando despreocupadamente.

Más adelante, un pequeño malentendido con el mapa nos llevó en la dirección equivocada pero reaccionamos rápido, girando 90 grados rumbo oeste directos al despoblado de Valdegrulla. Son numerosas las sendas y pistas que se cruzan aquí y allá haciendonos dudar en algún momento. Llegamos sin mayor percance a Valdegrulla a las 10:45h. Era el momento ideal para el almuerzo, y tras explorar brevemente las ruinas alrededor dimos cuenta sin misericordia de las viandas y caldos autóctonos, al pie de los restos de la iglesia. Mientras tanto el día se fue aclarando, la temperatura era francamente agradable y el viento no molestaba en absoluto.

2022-04-09_11-16-50_SanBur_Villalvaro
Despoblado de Valdegrulla. Hora exacta del almuerzo

Eran cerca de las 11:30h y perezosamente volvimos a la marcha adentrándonos de nuevo en la dehesa, entre encinas y tierras de labor. Una cómoda pista nos dirigió a Berzosa, donde llegamos justo a mediodía. Cruzamos el pueblo directos a la iglesia de San Martín de Tours, de obligada visita, con su notable pórtico de siete arcos, de columnas de fuste cuádruple y portada ricamente ornamentada. Está rematada esta última con 7 canecillos que siempre llaman la atención. Se supone que representan los siete pecados capitales y alguna de las tallas podríamos decir que son... demasiado explícitas. Una de las iglesias más notables y mejor conservadas del románico de la zona, sin duda. Nos demoramos un buen rato charlando en grupitos y examinando los detalles de la iglesia berzosina o berzosiana. Y mientras vamos conversando recordamos el origen del nombre de Berzosa: parece ser que le viene por la repoblación del lugar con gentes del Bierzo -berziosa- allá por el siglo XI.

2022-04-09_12-07-17_SanBur_Villalvaro
La portada de San Martín de Tours. Atención a los canecillos

Pero volvamos al presente. A eso de las 12 y media, "bajamos" abandonando el pueblo por el camino de matanza, prestos a buscar la vega del río Madre o Rejas. La idea era cruzarlo para continuar por una senda a la orilla norte del río, pero un cercado nos impidió avanzar y abandonamos el plan enseguida. Así que vuelta al camino de Matanza, que nos llevó casi en línea recta a Villálvaro (es una pista recientemente renovada, con una ancha y bien compactada calzada). Aquí nos encontramos con nuestro compañero Alberto, que salió a nuestro encuentro desde Villálvaro para acompañarnos los últimos kilómetros de la ruta.

En apenas 30 minutos giramos a la derecha cruzando el río y el soto, donde nos llamaron la atención un grupo de fresnos podados quizá con demasiado esmero. Según nos contó Ángel, es un entorno de singular valor ecológico o "arborístico", con buenos ejemplares de fresnos, sauces y álamos blancos concentrados allí. Seguimos nuestro camino y subimos atravesando los campos de viñedos, ya en las inmediaciones de Villálvaro. Pasaba ya la 1 y media de la tarde y entramos en el pueblo por el este, por la zona de las naves.

2022-04-09_13-18-48_SanBur_Villalvaro
Fresnos "pelaos" en el soto de Villálvaro

Depués de tantas horas íbamos ya con el pensamiento de quitarnos las botas, relajarnos, refrescarnos y remojar el gaznate con un puñado de fresquitas (aguas y cervecitas, más de estas que de aquellas). Que nos perdone el "postol" Pedro, pues está vez no nos cuadra hacerle una visita.

Nuestra socia Maricruz que sacrificó la ruta para atendernos en el bar de Villálvaro, se afanaba tras la barra presta a servirnos las consumiciones que sin descanso le demandabamos. ¡Qué nadie se quede con sed!. Tras el terraceo - cerveceo de turno acondicionamos unas mesas y unos dentro del bar, otros fuera en la terraza, comimos, bebimos, disfrutamos del postre con el que amablemente nos obsequia Maricruz y tras cafeses y licores como es costumbre cantamos hasta desfallecer. Bueno, quizá no tanto, pero como suele ocurrir nos vinimos "arriba" con los cánticos sin que nos amedrentara el hecho de desafinar o no sabernos del todo la letra.

2022-04-09_14-52-23_SanBur_Villalvaro
Y de postre... ¡guindillas!

Y tras saciarnos de naturaleza, manjares, caldos y cantares pusimos fin a la aventura: recogimos sin prisa nuestros bultos y regresamos de nuevo en bus a nuestras localidades de origen, cansados pero satisfechos.

Magnífica jornada y vuelta a nuestras "obligaciones" con el club. Como diría Vidal, prueba superada con nota.

Sin duda, había ganas.

David Alonso

2022-04-09_10-25-01_SanBur_Villalvaro
¡EL REGRESO DE SANBUR!

viernes, 1 de abril de 2022

Volvemos a las andadas

840 días después (se dice pronto)... ¡Arrancamos!

Próximas actividades:

Sábado 9 de abril, ruta social Valdealbín - Villálvaro.

Caminata de 15,4km y DIFICULTAD BAJA

Por fin... de nuevo, y dentro de nuestro educativo programa “conoce tus lindes”, San-Bur presenta una atractiva actividad senderista caminando y disfrutando por nuestras localidades más próximas... ¡una auténtica ruta san-bur!!!

Gustamos de relacionar las salidas al campo con nuestro patrimonio histórico y cultural: en esta ocasión disfrutaremos del curioso torreón de la Policarpa en las proximidades de Valdealbín, el enigmático despoblado de Valdegrulla, las siempre instructivas imágenes del románico de Berzosa, dehesas y sotos en las veredas del río Rejas y de un completo paseo por Villávaro. ¡Vamos allá!!!

Más información en el siguiente PDF:

Reserva tu plaza ingresando 8€ en concepto de “Ruta regreso”, antes del miércoles 6 de abril, en la cuenta de Unicaja Banco del club.

La salida está programada a las 8:30h desde la estación de autobuses de San Esteban y las 8:40h desde la estación de autobuses del Burgo.

Nota importante: lleva en la mochila almuerzo y comida (en el bar disponemos de bebidas y de un suculento postre preparado por MariCruz).

Es hora de desentumecer y estirar las piernas, ¡Equípate para una actividad de senderismo! ¡Ven y disfruta!

...y en Semana Santa, el sábado 15 de abril, tradicional Quedada Popular.

Después de 3 años de parón, el día de Viernes Santo volveremos a disfrutar de una nueva edición de nuestra QUEDADA POPULAR.

Desde el Burgo de Osma a San Esteban de Gormaz, andando o corriendo, tú decides… pero con muchísimos cambios con respeto a las últimas ediciones…

¡volvemos al origen de la QUEDADA!!!

NOTA IMPORTANTE: NO DISPONEMOS DE AUTOBUSES PARA LOS DESPLAZAMIENTOS NI DE ÁGAPE DE CELEBRACIÓN. Nos tenemos que coordinar a nivel particular para ir de una localidad a otra, tanto para iniciar la prueba como una vez finalizada ir a por nuestros vehículos.

jueves, 13 de enero de 2022

Socios SanBur y tarjeta federativa 2022

Socios de SanBur. Enero de 2022.

Estrenamos el año siendo 168 sanbures. Unos pocos menos socios que en años pasados.

Si eres socio y has elegido federarte:

¡Gustoso estará nuestro secretario de entregarte la tarjeta correspondiente a Licencia Federativa 2022 en “FerreBike Mio Cid”, calle Mayor nº 31 de San Esteban!

Recuerda que la cobertura comprende desde el 1 de enero hasta el 31 de diciembre del presente año. Puedes acceder desde ya a la licencia digital de la FDMESCYL, instalando la aplicación iSquad Montañismo en tu teléfono móvil, disponible para Android e iOS.

Una vez instalada, abre la aplicación e inicia sesión desde el menú ( ≡ ) arriba a la izquierda. Pulsa en el botón verde Iniciar sesión con iSquad e introduce el email y contraseña que utilizaste en su día para la afiliación en la plataforma miSquad.

Y para todos los socios:

El viernes 14 de enero se carga en cuenta la cuota anual de socio SanBur (10€) para 2022.

Un recordatorio. Al igual que el año pasado...

...la actividad del club sigue en suspenso mientras dure la pandemia Covid-19 y la organización de todo tipo de actividad montañera continúa paralizada. Pero con la esperanza después de 2 años, de que este 2022 nos devuelva por fin nuestras añoradas aventuras al aire libre.

¡Salud y monte!