jueves, 31 de diciembre de 2015

San Esteban de Gormaz_El Burgo de Osma

La reconciliación es más bella que la victoria

Toca hoy, veintiocho de diciembre, día de los santos inocentes, y quiero suponer que sin segundas intenciones, honrar el artículo quinto del estatuto de SanBur, que reza –nunca mejor dicho lo de rezar tratándose de El Burgo- “Por el hermanamiento de dos pueblos históricamente enfrentados”.

Y el día amanece cálido, apacible, y sin las heladas de los días previos; por encima de los cinco grados, parece un día casi primaveral a no ser por el viento puñetero que en ocasiones se hace notar.

A eso de las 9 de la mañana van llegando macutos hasta la estación de autobuses. Más de una cuarentena se pone rumbo a la Atalaya, desde donde una vez más se entiende mejor la historia de SanBur y la de su mencionado artículo quinto, la historia de cuando éramos frontera y la de sus avatares pasando de mano en mano, como la falsa moneda.

Desde aquí divisamos, sin dificultad aunque el viento corte un tanto el ánimo, las atalayas de Uxama y de El Enebral, y a los nuevos les siguen sorprendiendo estas construcciones árabes, de defensa y de vigilancia, preludio de las garitas y de las guardias que hicieran algunos durante el servicio militar, no ha mucho tiempo, allá cuando todavía existía y era obligatorio, allá cuando todavía tocaba el acudir a filas y las quintas cobraban todo su sentido.

Y es que estos campos, los de Osma y los de San Esteban, han sido hermanos de sangre derramada en los tiempos de justicia natural, en los tiempos donde había que equilibrar la balanza, en los tiempos donde imperaba la venganza; pues desde el lado más cristiano de la contienda lucharon en bastantes ocasiones, por el siglo X, más de una veintena larga, contra un mismo enemigo, contra los de la media luna; quienes eran entonces superiores en muchas cosas a los que se resistían.

Así fue como El Burgo… de Osma, ya en el siglo XI_XII, y a través de un militar francés, luego religioso, el obispo San Pedro de Bourges, al que Alfonso VI le encargó la tarea, pudo nacer. Y es que El Burgo tuvo que esperar a la muerte de Almanzor, de al_Mansur billah, el victorioso por la gracia de Allah, aquel al que fueron incapaces de vencer oxomenses ni sanestebeños, y hasta se tuvieron que inventar una falsa derrota del general árabe en el cercano Calatañazor para reforzar así su identidad.

¿Quién no ha oído por estas tierras lo de: En Catalañazor, Almanzor perdió el tambor?. Tras las continuas victorias sobre los cristianos, había que inventarse un mantra para tranquilizar los espíritus, y así surgió esta mentira repetida de una inexistente batalla. La realidad es que la artritis gotosa del gran Almanzor es la que le hizo regresar de San Millán de la Cogolla, pasando por Calatañazor, quedándose finalmente en Medinaceli y sin alcanzar su Córdoba querida. Atrás quedaban las 60 campañas lanzadas contra los cristianos sin conocer la derrota; atrás también el saqueo de Barcelona y el de Santiago de Compostela. Ahí es nada!!.

Desde esas épocas de trajines de árabes, musulmanes y cristianos, que circulaban por los páramos que separan Gormaz de estas tierras, han pasado más de diez siglos, y ni unos han superado el cristianismo ni parece que los otros lo hayan hecho con el islam. Seguimos pues en las mismas o similares batallas y por parecidas razones, aunque lo hagamos, eso sí, con medios más modernos y sofisticados.

Cuánto mejor nos iría si apareciese algún nuevo Almanzor a repoblar estas tierras resecas por la sequía y por la falta de almas!!

Pero aunque lo intentemos olvidar, los caminos, los huertos, los canalizaciones, los adobes, las murallas de tapial, las atalayas… son del origen que son, demostrando así que el soriano, como el de cualquier otro lugar, no es una raza aria ni pura sino mezcla de mezclas voluntarias o forzadas y que han dado el resultado que han dado. Y aquí estamos.

Dejadme por tanto escuchar a mi amigo Alberto Manrique hablar del Almanzor ya moribundo:

"Habrá sido el misericordioso y didáctico Alá o el triste y simple azar el que me ha arrastrado hoy, en mi postrera batalla, a uno de los escenarios donde me inicié como guerrero. Durante estos veinticinco años no he olvidado los manantiales, ni la diminuta laguna donde abreva el riachuelo, ni la fresca chopera crecida al mor de la humedad donde reposé tras la victoria y donde se refugia hoy mi tullido cuerpo huyendo de la más dura canícula, descansando brevemente en esta penosa aceifa, en este último victorioso y definitivo viaje.

"Aquí, en este pequeño y ameno soto que fragmenta el espeso carrascal, mi querido general Galib, mi maestro Galib, el Galib que acabó con mi enemigo Al-Musafi, el que un año después se convertiría en mi suegro Galib, el que la envidia por mis éxitos políticos y militares acabó transformando en el traidor Galib poco tiempo más tarde, me aleccionaba analizando la toma de la muela fortificada por los cristianos. Habíamos conquistado La Mola con mi valor y su experiencia como indicaba su mirada complaciente y mi íntimo convencimiento de que yo, el mayordomo Muhammad Ibn Abi-Amir, me convertía irremisiblemente en el hachib al-Mansur bi-l-Lah.

Con estos recuerdos de alianzas y traiciones, tan propias en un bando como en el otro, nos internamos irremisiblemente en el que por este lado llamamos Monte de Quintanilla, y que se llega hasta Osma.

No sin antes acercamos a Las Chorreras, paraje natural donde la erosión ha dibujado caprichosamente en arcilla nuestro pequeño cañón del Colorado, nuestra pequeña ciudad Encantada de Quintanilla, nuestra pequeña vagina generadora de encinas.

Y mientras alcanzamos el punto donde recobrar fuerzas, entre los parajes de Pedazo de Guarro y de La Cagarruta, que ya son ganas de poner nombres escatológicos; mientras buscamos acomodo –decía-, para dar cuenta del almuerzo de la mochila de cada cual, mi amigo Julio me habla de La Mostaza, ese riachuelo, fenómeno natural, que hay que visitar en Valdanzuelo, allá por primavera. Y uno recuerda entonces cuando de joven se acercaba en bicicleta, que no mountain bike como se lleva ahora, a pescar cangrejos a Valdanzo; así que habrá que proponer a la junta directiva de SanBur una excursión por ese rincón provincial en cuanto se acabe el invierno.

Con algo de viento, algo más de vino, y con mucha armonía, degustamos el refrigerio en Las Chorreras antes de continuar el sendero, siempre entre encinas aunque salpicadas de alguna sabina, hasta llegar a Osma.

Y de aquí a El Burgo en un paso.

Entonces es cuando aparece el convento de El Carmen, dedicado a la Virgen del Carmen, patrona de los marineros, pero de tanta devoción en estas tierras del Ucero y del Abión. Y claro!, se nos vuelven a las mientes el Karmel o al-karmel, el jardín árabe; otra vez los árabes… ahora reaprovechados, reabsorbidos por los de las catedrales.

Hablando de catedrales hay que decir que dicen que uno del Burgo tuvo la osadía de llamar, en cierto tono despectivo, “tapia” al Castillo de San Esteban, - con razón, añado yo, no en lo despectivo sino en la denominación- y desde entonces se conoce en San Esteban a la preciosa torre de la catedral de El Burgo, como “el palomar” de los de El Burgo.

Estas y otras cosas parecidas son las que justifican el artículo quinto de los estatutos de SanBur, y aunque nos hubiese gustado una composición más equilibrada de miembros de una y otra parte, aquí queda el testimonio de lo que fue este día de hermanamiento en la plaza de la catedral, plaza que lo fue principal de la población, según nuestro guía de la jornada:

Tras la foto de familia sanburguense, disfrutamos de la villa episcopal, paseamos por los hermosos soportales de la villa, y tras escuchar la experiencias, no todas aleccionadoras ni alentadoras de Jesús en el Instituto, antigua Universidad de Santa Catalina, toca ir a deleitarse de una buena, armoniosa y excelente comida de hermandad en Tinto y Leña, y que hubiese sido redonda con un buen ribera.

Villancicos de postre, ilustrados con el tenor Pedro Muyo, y, como remate el cava, detalle de Elvira, que esta vez tenía motivo para celebrar. Nos alegramos por ella y deseamos que estos caminos nos sigan deparando momentos de encuentro y de confraternización.

Fin de año SanBur. Principiamos pues 2016. Salud compañeros!!

Eduardo Bas.
Diciembre 2015

miércoles, 23 de diciembre de 2015

Belén Viviente 2015

20 de diciembre de 2015

Como cada año el domingo anterior a la Navidad, hacemos la tradicional subida y representación del Belén Viviente en la cima de la Muela de Urbión. La novedad esta vez ha sido la ausencia total de nieve durante todo el recorrido, hecho que no ocurría desde hace muchos años.

Es empresa imposible hablar cada año de la súbida al pico Urbión y pretender ser original, pues en cada ocasión la ruta es muy parecida a las anteriores y el objetivo es invariable: coronar el pico y representar nuestro característico Belén Viviente, esto es, con actores de carne y hueso, para seguidamente visitar al padre Duero en su nacimiento y bajar de nuevo al punto de partida. No obstante, allá vamos.

martes, 1 de diciembre de 2015

Garray_Los Rábanos

Hoy, los de SanBur, al río Duero a acompañarle bajan porque…

Sobre ti van los hombres y los cielos;
contigo, peregrina, va Castilla;
contigo van los surcos y los vuelos
(JGªN)

=======================================

Mediaba el mes de Noviembre. Era un hermoso día.

A fuer de ser sincero tengo que decir que Machado no hablaba de Noviembre, sino de Julio, y que no amaneció esta vez un día muy hermoso, pues lluvia y viento desagradables estuvieron a punto de estropear una jornada, que afortunadamente no impidió continuar a los intrépidos de SanBur con sus propósitos.

Mientras unos se acercaban en autobús desde San Esteban, otros pocos comenzaban su andadura desde Soria, por la calzada romana, hacía Garray, donde se encontrarían todos; donde otrora coincidieran numantinos y romanos, en sus afanes de defensa y de conquista.

Pero hemos venido hoy a caminar un rato con el Duero; ese Duero que dura, y que dura más que nosotros; ese Duero duradero, ese caudal que nace por encima de los 2.000 metros en la falda del Urbión, y que con sus 900 kilómetros se convierte en el tercer río de la península, tras el Tajo y el Ebro.

Hoy venimos a verle tras haber cogido los aportes del Ebrillos y del Revinuesa, y tras haber dejado atrás, en sus nombres y en sus señas de identidad, a Duruelo y a Salduero. Y lo hacemos en tierras de Numancia, donde el Duero acoge al Tera. Ya tenemos, pues, la contribución de Urbión, de Cebollera y de Oncala, ya tenemos los frutos de las sierras.

Y nos vamos con él, con el Duero, en un primer tramo en el que vamos de paseo, casi de la mano, y con el día ya sin peligro de lluvias ni de vientos. Algo de frío, eso sí, para recordar al cántabro Gerardo Diego, y convertirnos en

Los enamorados
que preguntan por sus almas
y siembran en tus espumas
palabras de amor, palabras

Otros, más prosaicos, andan más pendientes de identificar los vados del Duero, por donde transitaron romanos, almorávides y cidianos en sus conquistas, y que les recuerdan al sanestebeño vado de Cascajar.

Así, escuchando y dialogando con Cervantes:

Duero gentil, que con torcidas vueltas,
humedeces gran parte de mi seno,…
… que prestes a mis ásperos lamentos
atento oído o que a escucharlos vengas

nos llegamos hasta los Arcos de San Juan, donde Julián el de Kantueso, nuestro guía de hoy, nos ilustra acerca de las 36 parroquias que tuviera Soria, y en particular por las que acabamos de pasar dedicadas a San Agustín el Viejo y a San Ginés. Y nos cuenta la repoblación de Soria, allá por el siglo XII, y el vasto y amplio románico que nos trajo… y nos habla también de la orden de los hospitalarios, la Soberana Orden militar y hospitalaria de San Juan de Jerusalén, de Rodas y de Malta, más conocida como la Orden de Malta, fundada en Jerusalén en el siglo XI por comerciantes amalfitanos, y que por aquí se establecieron a lo largo del Duero para dejarnos este recuerdo, esta imagen indeleble de los arcos de San Juan, alarde también de multiculturalismo y de la arquitectura de la época.

Por cierto, que hablando con Agustín y de San Agustín me vino a las mientes aquello que no se nos debería olvidar nunca:

Conócete, acéptate, supérate!

Tras la cultura buscamos acomodo para el repostaje, y nos vamos hasta el Soto Playa, famoso islote soriano en el Duero al que antaño se podía llegar en andarivel; la maroma, decían, a la guía que conducía la barcaza que comunicaba ambas orillas.

Pero, el cierzo que sopla nos hace engullir el refrigerio con ansiedad, sin detenernos a contemplaciones, pues corta el aire cual cuchillo numantino, y se nos cuela, sin permiso, hasta dentro de las entrañas. Y es que todavía andan en obras en el bar-terraza de este entorno acogedor. Menos mal que mis colegas han traído algunos caldos de la Ribera con los que hacer pasar los bocadillos!, y tanto es así que quedo con el barberillo en que en la próxima salida la botella de vino correrá de mi cuenta.

Atacamos pues, algo más templados, la segunda parte de la jornada mientras vemos antes de llegar a San Saturio con los ojos de don Antonio como

álamos de las márgenes del Duero,
conmigo vaís, mi corazón os lleva

y es que los de San Esteban también somos de los que pensamos que

mi corazón está donde ha nacido
no a la vida, al amor, cerca del Duero…

y con estas vamos abandonado Soria, no sin antes padecer los humores de la depuradora y disfrutando del paseo hasta esos Pajaritos en los que los gladiadores numantinos actuales se ejercitan en el noble arte del balompié.

Así nos adentramos en la verdadera etapa de hoy, disfrutando de una poco o nada habitual visión de Soria, serpenteando curvas de ballesta, subiendo y bajando por las orillas del Duero en lo que alguno califica de rompepiernas; de ese Duero que “cruza el corazón de roble de Iberia y de Castilla”.

Nos asomamos a Valhondo y, entre líquenes, que no sabemos si son signo de pureza o de enfermedad de las encinas, vemos a sus buitres que vienen a recibirnos, esos buitres de ala ancha, marrones, majestuosos, parte del enorme paisaje castellano. Y, ya llegando a Los Rábanos, nos asomamos a los miradores, y lo que vemos es sencillamente espectacular.

Yo, solo, por las quiebras del pedregal subía,
buscando los recodos de sombra, lentamente.
A trechos me paraba para enjugar mi frente
y dar algún respiro al pecho jadeante;
o bien, ahincando el paso, el cuerpo hacia adelante
y hacia la mano diestra vencido y apoyado
en un bastón, a guisa de pastoril cayado,
trepaba por los cerros que habitan las rapaces
aves de altura, hollando las hierbas montaraces
de fuerte olor a romero, tomillo, salvia, espliego.

El Duero dibujando curvas, encontrando caminos, abriendo vías de escape, discutiendo consigo mismo sobre si dirigirse al Mediterraneo o al Atlántico, en disputa interior, en su propia guerra; ese Duero que, aquí más que nunca está, como muchos de nosotros, en paz con los hombres y en guerra con sus entrañas; ese Duero que nos invita a hacer lo que amamos o a amar lo que hacemos. No hay otra alternativa, nos susurra. Recordadlo.

Y así alcanzamos Los Rábanos; algunos ya con ganas de llegar y devorar esa cerveza reparadora. Allí, en el bar del pueblo nos acoge esta otra orden de Malta, que nos deleita con unas alubias y otras viandas que, junto con las imágenes captadas, van reposando tranquilamente en nuestros ánimos.

Algún guiñote, algún mús, algunos chupitos antes de que el autobús nos devuelva de un día que amenazaba lluvia, pero que finalmente nos respetó aunque que con frío y, sobretodo, que nos dejó esta otra imagen única e irrepetible de nuestro Duero.

Dejadme por tanto que me despida con un poema poco conocido, pues Rosa, nuestra SanBurguense asturiana, ha hecho que acuda hoy hasta mí mente el poeta asturiano José García Nieto con el abríamos estas notas.

Se trata de un poeta “del régimen” y seguramente por ello menos valorado, de esas derechas que parecen ahora estar en descomposición. Sea como fuere analizó en profundidad a Gerardo Diego y su obra, a Antonio Machado y la suya… así que en esta ocasión os dejo, me despido, con este bello poema de título cogido prestado a don Antonio:

A ORILLAS DEL DUERO

En esta orilla donde, niño, sientes
tú más claro nacer, tu origen frío,
la nevada caricia de tus fuentes,
ancha vena de España, mi alto río,
tu clara voz en mi garganta quiere
tu propio corazón, dentro del mío.
Rondas de pinos traen de tu venero
un santo y seña de oro castellano
a los álamos verdes de Salduero;
a las tierras de un día de verano
traes tu brazo de amor que va creciendo,
soñándose en el mar su abierta mano,
y vas nubes y estrellas repitiendo,
alegrando la sombra en la arboleda,
la tierra dulcemente dividiendo.
Cuando todo es silencio en Soria, queda
tu sangre rumorosa entre los hielos
que bajas desde Urbión a Covaleda.
Sobre ti van los hombres y los cielos;
contigo, peregrina, va Castilla;
contigo van los surcos y los vuelos.
Si pájaros anidan en tu orilla,
brazos hay que levantan su morada
con paredes jugosas de tu arcilla.
Duero de la montaña y la llanada,
Duero de la oración y del sosiego,
Duero de la alta voz precipitada,
en esta vecindad mi alma te entrego,
y a tus ojos de luz madrugadora
doy mi pobre mirar, mi paso ciego.
Yo sé que con la antorcha de una aurora,
mayor de edad y en puertas lusitanas
te han de besar las torres de Zamora.
Ya no llaman a guerra tus campanas;
tu espada, que otro tiempo dividía
a las gentes en moras y cristianas,
hoy es bajo este sol del mediodía
una lengua que lleva mansamente
por Castilla y León su melodía,
un cristal renovado y permanente
donde la tierra sin cesar se asoma,
donde se entrega sin dudar la fuente…
A Urbión le cubre un pecho de paloma;
deshecho en ti se vuelve mensajero,
y al mar diciendo va, de loma en loma,
que en hombros del amor se acerca el Duero.

Eduardo Bas.
21Nov2015

domingo, 29 de noviembre de 2015

De Garray a Los Rábanos por la margen derecha del Duero

Excursión conjunta de los grupos Kantueso y SanBur donde acompañamos al padre Duero caminando por su margen derecha desde Garray hasta Los Rábanos, aprovechando el paso por Soria para visitar el monasterio de San Juan de Duero.

21 de Noviembre de 2015
2015-11-21_10-52-58_Sanbur_Garray-LosRabanos
Los de Sanbur y Kantueso bajo los arcos de San Juan de Duero.

38 caminantes, nada menos, nos apuntamos a bajar siguiendo el curso del río Duero, una mañana de sábado del mes de noviembre. Y eso a pesar de las malas previsiones meteorológicas, que luego no fueron tal, pues el día salió más bien soleado, con alguna nube aquí y allá y algo de viento. Eso sí, hizo bastante frío, aunque dentro de lo esperable en mitad del otoño.

lunes, 16 de noviembre de 2015

Próxima actividad: "Río Duero, río Duero... alguien a acompañarte baja", desde Garray a Los Rábanos por las márgenes del Duero

El sábado que viene, 21 de noviembre, caminaremos siguiendo al padre Duero desde Garray hasta Los Rábanos, pasando por el monasterio de San Juan de Duero y la ermita de San Saturio.

La salida desde San Esteban es a las 8 de la mañana. Comenzaremos a andar en Garray a eso de las 9.

La ruta tiene dos partes diferenciadas:

  • Primera parte: va desde Garray hasta Soria pasando por San Juan de Duero y San Saturio, desde ahí cruzamos el puente metálico y continuamos hasta el paso del río Golmayo. El camino es muy llevadero.
  • Segunda parte: tras cruzar el río Golmayo seguimos una senda que transcurre por la margen derecha del Duero hasta Los Rábanos. Esta parte es más exigente, con varios repechos y bajadas pronunciadas. No obstante, para aquellos que no se sientan con ganas, existe la alternativa, tras el cruce del río, de continuar por la senda "oficial" del Duero, algo más corta y bastante más sencilla (5.5km casi todo el rato por pista). En total, tenemos unos 19 kilómetros para la ruta "rompepiernas" y casi 16 kilómetros para la ruta "cómoda" (ver mapa más abajo).

En la mochila: algo de almuerzo, como de costumbre. Comeremos en Los Rábanos un potaje + segundo de carne o pescado a la plancha (15€)

Recomendación: dado que la segunda parte de la ruta es un poco "rompepiernas", es muy aconsejable el uso de bastones.

Si no lo has hecho aún, reserva tu plaza ingresando 12€ en concepto de“RUTA DUERO” en la cuenta de Sanbur, antes del jueves 19 de noviembre.

Mapa y perfíl de la ruta:

jueves, 22 de octubre de 2015

IX Ovochorizada, esta vez a Soto

Que alegría, que alboroto
la IX Ovochorizada,
en Soto.

Aunque casi con mes y medio de antelación respecto al año pasado, los de SanBur nos convocan una vez más, y vuelvo a San Esteban, dispuesto a recorrer los campos que fueron todo el universo de nuestros mayores.

Estamos en otoño, así que son tiempos de sentir la soledad. Y el silencio. Y la belleza que conllevan…

Amanece un día nublado pero cálido, y los treintaymuchos mochileros cruzan todo el pueblo por la calle Mayor para dirigirse hacia el camino de Rejas.

A poco de empezar el recorrido vemos las obras de la nueva granja de cerdos, que no sabemos si sustituirá a la del Cerro de Santa Catalina, y la granja de perdices en la mojonera con Matanza. Son campos de caza, y de baldíos, aunque tampoco falta el cultivo, ni algo de viña ni otro poco de girasol, aún sin recoger a la espera de los primeros hielos. Por donde Carrastámara, empieza ya a sobrar el abrigo, y tres corzos, a lo largo, nos deleitan con una carrera de huida para evitar a la tropa que transita hoy por donde muy pocos lo hacen a diario.

En hora y media llegamos a Rejas, donde Samuel y su esposa nos tienen el bar del pueblo dispuesto para que demos cuenta de las viandas que cada cual ha echado al morral. Eso sí, del riego se encarga él, y lo hace con un reconfortante caldo del lugar. Hay quien remata el almuerzo con un cafelito o carajillo, reponedor de fuerzas y energías para, disfrutando de las preciosas iglesias de Martin y de San Ginés, continuar la marcha.

Ponemos rumbo pues a Velilla, no sin antes vislumbrar en lontananza la granja solar de Rejas, y pasar junto a la plantación de nogales, que a decir de algunos requeriría de una poda más eficaz. Sea como fuere, al poco, constatamos, otra vez más, la depredación de caminos a manos de los agricultores, quienes sin el menor pudor labran sendas perfectamente marcadas, en una especie de violencia hacia el género caminante, y una agresión ecológica meditada y calculada. Ríase por tanto el vulgo de las plagas de los campos, del garrapatillo y del gorgojo, ríase de los topillos… que se llevan las cosechas.

Contra algunos agricultores, contra los depredadores de sendas, veredas, caminos y senderos, contra quienes se llevan el campo mismo, es para lo que habría buscar subvenciones sin límite que desemboquen en el descubrimiento de un fungicida eficaz con el que fumigar nuestras tierras!!

Pero bueno, campo a través, y previo reagrupamiento, llegamos al Picacho o Pico de Velilla, curioso cerrete que hace de lindero entre Rejas y Velilla, al que alguno se resiste a subir, y que no puede albergarnos a todos en su cumbre, pero desde el que se divisa otra de esas vistas maravillosas del grandioso mar castellano.

Y esta ocasión, echando la vista hacía Alcozar, escondido bajo el cerro que contiene las antenas, no podemos evitar vivir la historia e imaginar a Almanzor y sus huestes, que no muy lejos de aquí dieron cuenta de Garci Fernández. El gran Almanzor, al_Mansur el Victorioso, que junto con el Cid, dignificaron, desde la milicia, nuestra existencia y las de estas tierras que hoy paseamos.

A la llegada a Velilla, Miguel nos cuenta, mientras vemos las máquinas trabajando en el trazado de la sempiterna Autovía del Duero, que donde está el palomar existe un basamento cuadrado o rectangular que bien pudiera haber servido en otro tiempo de sustento de torre o atalaya, de vela o velilla de nuestra embarcación castellana. No hay tiempo para acercarse hoy, pues nos espera la sorpresa de esta Ovochorizada, así habrá que apuntar el volver a Velilla y subir hasta su torre.

Nos dirigimos pues, ya con cierta ansia debido a que el calor aprieta un poco más, a la chopera nueva, que es por donde vamos a evocar el antiguo oficio de barquero, y recordar los vados, el de Cascajar incluido, por donde atravesar con los carros y caballerías; para recordar el andarivel para bultos y personas, y para recordar todos los modos y a todos los que antaño tuvieron que cruzar el Duero para ir de Soto a Velilla, o viceversa, incluso desde Castril.

Nunca tuvieron puente y mucho dudamos que lo vayan a tener soteños ni velilleros, pues 5 ó 6 son los hogares que quedan abiertos en Velilla de los casi 50 que se integraron en el municipio de San Esteban, allá por el siglo pasado; algo mejor anda Soto con sus 70 habitantes pero tampoco es para tirar cohetes, pues como toda la comarca desciende demográficamente de forma pausada y lenta pero inexorable. Así que mejor nos vamos a la ribera.

Al pasar la barca
me dijo el barquero,
las niñas bonitas
no pagan dinero.
Yo no soy bonita
ni lo quiero ser,
pago mi dinero,
como otra mujer.

Arriba la barca,
uno, dos y tres!!.

Y ya en la barca, lo hacemos de a cuatro o cinco en cada turno, por debajo de la presa de Soto, con nuestros dos expertos remeros, quienes con mayor o menor acierto acabaron encontrando las entradas al dique para depositar su carga. Cuánta no sería la emoción por la evocación del oficio del barquero durante la singladura que tuvimos hasta un desmayo, ya en la orilla izquierda, y que afortunadamente no pasó a mayores.

Y de aquí a Soto, un paseo para encontrarnos la generosidad de sus paisanos, con una mesa corrida dispuesta al sol del otoño y lista para acoger esta IX Ovochorizada. Y sin desmerecer a nuestro gran equipo de cocineros, que ya destacasen en ediciones anteriores, ni a sus llamativos y provocativos delantales, déjenme hacer esta vez una mención especial a los tomates de la madre de Raquel que me supieron a gloria.

Sobremesa otoñal agradable en la que algunos buscaron la sombra, mientras otros se ejercitaron en el noble arte del guiñote o en el del futbolín, hasta que llegó la hora de la partida, no sin antes visitar la fragua que han recuperado en Soto, y que como bien decía nuestro anfitrión suponía el taller mecánico de antaño, al que iban a parar todas las necesidades de herramienta diversa para cubrir los aprietos impuestos por la subsistencia.

Allí aprendimos la importancia del temple, y que el hierro rojo quema menos que el negro, ya que incandescente nadie se atreve a cogerlo, mientras que cuando no lo está siempre hay algún ingenuo que no lo deja enfriar lo suficiente.

Así que bien templados por nuestros amigos de Soto, volvimos por el canal hacia San Esteban, en una tarde que se comenzó a torcer.

En el paseo escuchamos las historias de Alberto, y sus andanzas, de cuando bajaba de Aldea a Soto, andando, para cruzar el Duero, y ya desde la margen derecha poder coger el ferrocarril Valladolid-Ariza en la estación de Velilla. Y ya con el traqueteo del tren poder ir a ver a los parientes de Roa. La madre, mientras tanto, también andando, acostumbraba a ir a por pertrechos a Langa o San Esteban.

En estas andábamos cuando la amenaza de lluvia inminente nos forzó a avivar el ritmo, pero de nada sirvió, ya que todos acabamos mojados: un poco los más ligeros y algo más los rezagados. Día en cualquier caso completo que nos anima a pensar en el siguiente.

Eduardo Bas.
17Oct2015

IX Ovochorizada SanBur: Soto de San Esteban

Novena edición de nuestra popular Ovochorizada que esta vez montamos en Soto de San Esteban. La cita tiene lugar siempre tras la vendimia y este año la convocamos en sábado en vez del habitual domingo. Como novedad cruzamos el río Duero en barca, cerca de la presa entre Velilla y Soto.

17 de Octubre de 2015
2015-10-17_17-31-19_Sanbur_IX_Ovochorizada
Foto del grupo junto a nuestros anfitriones de Soto

La Ovochorizada siempre ha sido una propuesta popular y tentadora aunque solo sea por aquello de la promesa de degustar unos huevos con chorizo, sencillo pero apetitoso plato tras una dura caminata. Es por ello que todos los años la participación es bastante alta, y este no ha sido menos, con cerca de 50 caminantes inscritos de los que solo fallaron unos pocos el sábado a primera hora; salimos al final 35 desde el frontón de San Esteban.

Brevemente, los datos de la ruta:

  • Recorrido: Comenzamos en San Esteban de Gormaz, Rejas de San Esteban, Velilla, cruce del río Duero, Soto de San Esteban y vuelta a San Esteban.
  • 35 caminantes.
  • 27'35km recorridos.
  • Tiempo empleado: 7 horas y 10 minutos aproximadamente (10 horas y 30 minutos sin incluir paradas)
2015-10-17_IX_Ovochorizada_SotodeSanEsteban_trackGPS
Track GPS de la ruta

domingo, 13 de septiembre de 2015

Arranque del curso montañero 2015-2016

Comienza el curso montañero de SanBur, temporada 2015-2016

Vengo a repetir el anuncio que hizo Vidal por correo hace unos días, sirva com recordatorio:

este sábado 19 de septiembre damos comienzo al nuevo curso montañero uniéndonos a la asociación FADESS en la tradicional (6ª edición ya) vuelta el Valle, con salida y llegada en Valdeavellano de Tera. Suele ser nuestra forma de arrancar motores y estrenar la nueva temporada, aun no siendo una actividad que organiza SanBur. Mañana lunes se cierra el plazo para reservar plaza, así que los rezagados que aun quieran participar pueden hacerlo ingresando 20 eurillos en la cuenta de Caja Duero del club.

Para más información seguid el siguiente enlace: Vuelta al valle con FADESS

...y además:

...para el mes de Octubre id reservando una jornada, pues para el día 17 o 18 montaremos la tradicional OVOCHORIZADA. Ya vamos a por la novena edición y como siempre no hay que perdérsela; mientras tanto Sanbur os aconseja revisar vuestros niveles de colesterol.

¡Desde SanBur os deseamos a todos un provechoso y libre de lesiones año montañero!

martes, 23 de junio de 2015

Por la sierra de Guadarrama, del puerto de los Leones a San Lorenzo del Escorial (GR-10)

Comienza el verano y como en años anteriores visitamos de nuevo el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, recorriendo en esta ocasión el tramo del GR-10 que va desde el alto de los León hasta San Lorenzo del Escorial, pasando entre otros por los picos de Cabeza Líjar y Abantos.

21 de Junio de 2015
2015-06-21_11-39-39_Sanbur_El-Escorial
Un momento de la ruta, caminando cerca del cerro de la Salamanca.

Cada mes de junio tenemos por costumbre patear a conciencia el Parque Nacional de Guadarrama, y esta vez lo hacemos con una caminata de 20 kilómetros desde el alto del León o puerto de Guadarrama -entre las provincias de Segovia y Madrid-, siguiendo hacia el oeste toda la cuerda de la sierra hasta el pico de Abantos y bajando luego hasta San Lorenzo del Escorial.

Los datos de la ruta:

  • Lugar: parque nacional de la Sierra de Guadarrama, cerca del Alto del León o puerto de Guadarrama.
  • 14 caminantes.
  • 20.2km recorridos, desnivel acumulado positivo 766m, desnivel acumulado negativo 1232m.
  • Tiempo empleado: 7 horas y 37 minutos (6 horas y 30 min aproximadamente sin paradas)

miércoles, 3 de junio de 2015

(Recordatorio) próxima actividad: Parque Nacional de Guadarrama (GR-10) Puerto de los Leones – El Escorial

El próximo domingo 21 madrugamos para salir desde San Esteban (7:10h), hacia el puerto de Los Leones entre las provincias de Segovia y Madrid, desde donde iniciaremos una travesía recorriendo un tramo de la ruta GR 10, en el parque Nacional de la Sierra de Guadarrama:

Salimos desde el Alto del León (1.511 m), pasando por los altos de Cabeza Lijar (1.823 m), collado de la Mina (1.710 m), Cerro de la Salamanca (1.789 m.), risco del Palanco (1.690 m), refugio la Naranjera o la Carrasqueta (1.620 m), San Juan (1.734 m), portillo de Pozos de Nieve, pico Abantos (1.753 m) y acabamos en el Real Monasterio de San Lorenzo del Escorial (1.028 m)

En la mochila: almuerzo, comida… y mucho líquido, pegará bien el sol.

Si quieres ser parte de la expedición, apúntate antes del viernes 19 de Junio, ingresando 13€ en la cuenta de Sanbur.

Recuerda: además… puedes dejar un pequeño macuto con ropa de cambio en el autobús.


Perfíl de la ruta:

miércoles, 13 de mayo de 2015

Excursión de SanBur “CERCO AL ALFOZ: SOTO-ALDEA-PEÑALBA-SAN ESTEBAN”

Un relato de Eduardo Bas.
La del alba sería cuando los de SanBur salieron de San Esteban tan contentos, tan gallardos, tan alborozados…

Es harto probable que no sepas que el día 9 de Mayo hay quien celebra el día de San Gregorio. No es de extrañar, pues dispone el santoral, nada más y nada menos, que de 4 san Gregorios Papas, 6 san Gregorios obispos, otro más cardenal, y un abad que lo fue del Monasterio de San Cosme y San Damián en Roma, y que posteriormente estuvo en España, en Navarra para más señas. A este último, conocido como san Gregorio Ostiense, para distinguirlo de los otros san Gregorios, nos referimos hoy, ya que falleció el 9 de Mayo de 1044, no sin antes haber sido nombrado Obispo de Ostia. Se le veneró, sobre todo, por su supuesto don divino por el que alejaba las plagas de los campos.

Estas y otras cosas podrás aprender si vas con los de SanBur de senderismo por la comarca.

Cerco al Alfoz, Peñalba de San Esteban

9 de Mayo de 2015

Tras un parón de varias semanas, volvemos con una caminata larga pero sin dificultad: la ruta del Cerco al Alfoz, que sale de San Esteban de Gormaz, pasa por Soto, Aldea, remonta el río Pedro hasta Peñalba y vuelve de nuevo a San Esteban. En Peñalba precisamente celebran la festividad de San Gregorio y nos unimos a ellos: buena comida, buena música y la mejor compañia en un día caluroso, más propio del mes verano.

2015-05-09_12-27-55_Sanbur_Cerco-al-Alfoz

29 caminantes (si las cuentas no me fallan) salimos con buen ánimo de San Esteban, a eso de las 9 de la mañana. La temperatura es agradable a esa hora, aunque el día es de mucho calor, sin llegar al bochorno.

miércoles, 15 de abril de 2015

Ya llegó la primavera: nueva salida y previo de la excursión estival

Traemos una nueva propuesta para disfrutar de la naturaleza, ahora que dejamos el frío atrás.

RUTA SOCIAL CERCO AL ALFOZ.

20'5km. Sábado 9 de mayo.

Saldremos desde San Esteban (8:45h desde el frontón) y pasaremos por Soto, Aldea y Peñalba, donde ya estuvimos meses atrás en la tradicional " VIII ovochorizada", de grato recuerdo. Allí las gentes de Peñalba nos invitarán a compartir una estupenda paella popular. No hay ninguna motivación electoral y populista, simplemente celebran la festividad de San Gregorio. Cuidado con los excesos que luego hay que continuar a pie a San Esteban.

Para participar sólo has de ingresar 3€ (fecha límite, 6 de mayo) en la cuenta de Sanbur en Caja Duero, como es habitual.
2014-11-30_13-07-59_Sanbur_VIII-Ovochorizada
VIII ovochorizada, Peñalba 2014

Y además...ya tenemos ruta para el verano.

TRAVESÍA DE ALTA MONTAÑA: por el CORAZÓN del PIRINEO, del 3 al 9 de agosto.

ya está a punto la expedición veraniega, programada como es costumbre para principios del mes de agosto. Y como tantas otras veces volvemos al Pirineo, donde haremos una travesía al estilo alpino, como es nuestra costumbre. Saldremos desde Baños de Panticosa, haciendo noche en los refugios de Bachimaña, Respomuso, Arremoulit y Pombie, estos dos últimos del Pirineo francés, para acabar el sábado en el puerto de Portalet y "desconectar" de la montaña el último día en Sallent de Gállego. Los más osados tendrán la oportunidad de coronar los míticos picos Balaitús y Midi D'Ossau.

Si eres socio de Sanbur, estás federado y no sabes donde ir las próximas vacaciones, ya puedes reservar tu plaza ingresando 50€ en la cuenta del club (para los rezagados, hasta el 1 de Junio).
2013-08-06_11-49-35_SanBur_Vignemale2013
Expedición a las "Les Pyrénées" Y "Ordesa", agosto de 2013.
2014-08-06_11-36-02_SanBur_Toubkal
Expedición al Alto Atlas, Marruecos, agosto de 2014.

lunes, 2 de marzo de 2015

Lagunas de Neila. Prácticas invernales de montaña 2015.

21 y 22 de Febrero de 2015

Por cuarta vez volvimos a la sierra de Neila, en el entorno de sus lagunas, para realizar nuestras prácticas de técnicas invernales en montaña. Un lugar perfecto para la actividad, siempre a rebosar de nieve como es habitual y este año con la dificultad añadida de un tiempo adverso.

2015-02-21_15-14-40_Sanbur_Neila

10 montañeros nos unimos al proyecto, Ana, Marta, Vidal, Angel, Jarri, Diego, Tachen, Miguel y un servidor por parte de Sanbur; el décimo a bordo es Victor, miembro del club montañero Banzai de Soria, que se juntó con nosotros por primera vez. Me consta que se llevó una impresión positiva de la experiencia.

martes, 27 de enero de 2015

Excursión al Cerro Torrejón (1.003m). Matanza de Soria.

Un relato de Eduardo Bas.
“El andar tierras y comunicar con diversas gentes hace a los hombres discretos” (Miguel de Cervantes)

En esta ocasión veintidós senderistas se dan citan en la estación de autobuses en el último domingo de enero, día de invierno limpio y despejado, para enseguida dirigirnos a la Atalaya; ese sitio de reminiscencias árabes, de cuando Castromoro, y de cierta magia que cautiva tanto a los vecinos de Quintanilla, cuando celebran allí su fiesta anual, como al resto de lugareños de la comarca.

El embrujo del paraje, desde el que se pone sur con la sierra de Ayllón y la sierra Pela, y norte con las sierras de Neila y Urbión, se presta a todas las imaginaciones posibles, y así… ha servido de refugio al aire libre de enamorados que, con la excusa de ir a merendar a la Atalaya, han dado rienda suelta a sus primeras fantasías y amoríos primeros…, hasta los más inocentes pero guerreros que se han venido a pasar la noche en La Atalaya haciendo guardia en este milenario y atractivo sistema bélico de vigilancia, por ver si en sus ensoñaciones creían ver venir a moros o cristianos del siglo XXI por el sureste, desde Gormaz, que es por donde han aparecido desde siempre en la imaginación de los chavales de la comarca.

De San Esteban al cerro Torrejón y Matanza

Primera ruta del año 2015. Recorrido circular desde San Esteban de Gormaz al cerro Torrejón y Matanza. Salimos de San Esteban pasando por la Atalaya y Quintanilla de Tres Barrios, para desde allí alcanzar el cerro Torrejón, punto más alto del municipio de San Esteban (1003 msnm) y girar hacia el oeste a Matanza donde comemos en su bar social. A la tarde vuelta de nuevo a San Esteban.

25 de enero de 2015

Empezamos suave el año con una ruta social con comienzo y fin en San Esteban, ideal para quemar el acopio de calorias habitual de fechas navideñas; aunque bien es sabido que los de Sanbur no lo necesitamos, pues conservamos el "tipo" como buenos deportistas, recios y persistentes.

La convocatoria es el domingo 25 a las 9 de la mañana, esperamos 10 minutos, dando tiempo a los que se les han pegado las sábanas. Al final salimos 22, 10 chicos y 12 chicas, dato novedoso pues en todas las ocasiones (que recuerde) solemos ser mayoria los hombres. Que cunda el ejemplo en el futuro. Una vez más la meteorología nos es favorable: el día ha salido soleado y calmado, como ya nos tiene acostumbrados (por ahora) este invierno. Tan solo nos ha molestado algo el viento en la cumbre del Torrejón. Buena compañia y buenas viandas y ya tenemos lo ideal para un grato paseo por el campo. Bueno eso y un buen mapa para no perdernos, por no decir un sherpa.

lunes, 12 de enero de 2015

Socios de Sanbur a Enero de 2015 y próximas rutas.

Lista de socios de SanBur a enero de 2015:

...y seguimos subiendo, ya somos 164 socios.

En breve se cargará en cuenta la cuota anual de socio (10€) correspondiente al año 2015.

...y además:

Ruta social a Matanza de Soria (programa conoce tus lindes).

Ya que se ha retrasado la actividad de esquí en Formigal de finales de Enero, a cambio el domingo 25 de enero, hemos programado una ruta social a Matanza de Soria de 18,5km y DIFICULTAD BAJA.

Saldremos desde el frontón de San Esteban a las 9h del próximo domingo 25, haga frío o calor, poniendo rumbo norte hasta el cerro Torrejón, punto más alto del municipio de San Esteban de Gormaz y luego al oeste hacia Matanza de Soria, donde comeremos en su bar social. Después vuelta a San Esteban donde esperamos llegar a las 16:30h aproximadamente.

Más información en el siguiente enlace:

Además, como otros años, estamos preparando un fin de semana para el mes de febrero de prácticas en alta montaña en la sierra de Neila.

Nota: para los que se han federado.....como todos los años. Se pueden recoger las tarjetas federativas 2015 en Óptica La Rambla, c/ Mayor 8 en San Esteban.

martes, 6 de enero de 2015

Ruta navideña: desde Retortillo de Soria a Tiermes por el GR-86

26 de Diciembre de 2014

Hablamos sobre la última ruta del año, la (muy) tradicional ruta navideña que hacemos coincidir siempre con el día de San Esteban; recorrimos esta vez el tramo de GR-86 desde Retortillo de Soria a Tiermes, en la sierra de Pela al sur de la provincia de Soria, donde los rebollos y roquedos de arenisca roja dominan el paisaje y los majestuosos buitres leonados vigilan desde las alturas.

2014-12-26_09-41-46_Sanbur_Retortillo_Tiermes
El grupo a las puertas de Retortillo.